Lloro por Ofelia

Lloro por Ofelia

Mis lágrimas brotan
del brillo de mi mirada
y se convierten en gotas
de lluvia flotando por el aire
para precipitarse en tu lecho
de muerte brotando del elixir
de la madre necrófaga
que alimenta la raíz
del eje del Mundo
Mis recuerdos melancólicos
te persiguen como cuervos
hechizados sobre el pensamiento
suspirando imágenes del pasado
con tu mirada tiránica y sensual
que me encadena a tus besos venenosos
y tus arañas mortíferas acariciaban
mordiéndome mi piel
con tus garras pintadas de negro.
Mastico mis labios para
no dejar escapar mis aullidos
de dolor sombrío e impotente
viendo como tu mortaja blanquecina
flota sobre la saliva de la garganta
de la lóbrega madre Hécate
que como una víbora espectral
segrega de sus fauces malditas.
Tu cuerpo será navío de mi congoja
que se desliza por remolinos
entre las rocas en bosques
florecidos de bayas que
perturban la mente
arrancándola de este mundo
para llevarla a los reinos
donde viven las sombras
y la locura de la humanidad
Peregrino a la luz tenue
del ocaso cuando
los difuntos se levantan
Enamorado de tus huesos
yago desplomado en el interior
de la oscuridad de tu mausoleo
con la única compañía
del ulular de los seres sonámbulos
y la luz tenue del rostro de Diana
que descansa sobre mi espalda
Dormiré toda la noche
con tu nombre en mis labios
en una noche de San Juan

Licencia de Creative Commons
lloro por ofelia by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1012238125508

Anuncios

Te rastreo

Te rastreo

Te rastreo al rededor
del ombligo del mundo
con pasos de libélula
yaciendo mi oreja
sobre el lecho de hiervas
para deleitarme
con el tarareo
de su dulce brotar

Te rastreo por doquier
del orbe celestial
con adornos de estrellas
volando como delfines
a la caza de tu ojos
brincando sobre
la chispas eléctricas
de las estrellas fugaces

Te rastreo surcando rumbo
a los mares de los suspiros
zambulléndose como petirrojos
y ansiar de encontrar el corazón
que palpita como Santo Grial
resguardado en los labios
de un salto de un río
para aferrarse a sus besos

Te rastreo trepando montes nevados
en un desierto púrpura de coral
Eres como un salmón que
resbala entre mis dedos
mordisqueo brotes
de un árbol de frutos rojos
y poder saciarme de su dulzura
que me da coraje para seguir

Te rastreo abrazado sobre
las ramas del eje del mundo
porque ya encontré el hogar
donde deseo reposar
hasta el fin de mi vida
y aguardaré el tiempo
necesario para que llegue
la primavera en tu corazón

 

Licencia de Creative Commons
Te rastreo by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1012168080557

Vago sediento de ti


Vago sediento de ti

Mis emociones son el despertar
del sol de la mañana perfumado de
primavera y hechizado
por el canto de los pájaros
simplemente por hecho de saber
de tu existencia en este mundo.

El recuerdo de ti es la luna
de una noche estrellada que
me acompaña por todos lados
resiguiendo la vía láctea,
siendo espejo de plata que
es como un sueño enamorado.

Vago sediento de ti
sobre la arena de la playa
hechizado por el resplandor
de las estrellas sobre las olas
siendo brillo de tu sonrisa cándida
que calma mi apetito de tus besos

Tu voz melodiosa son las olas
del mar que susurran secretos
llenos de travesura de chiquillos
y como el eco fluye como música
de la Flauta Mágica en la profundidad
de mi memoria hambrienta de ti

Mis pasos errantes
sobre los rincones de la tierra
llevando la palabra de los desheredados
para plantar la ternura de la solidaridad
y de facto siempre me acompañas
en la imagen de tus recuerdos

Sólo te creía buena amiga en un principio
pero ahora mismo vivo cada instante
desdichado pensando en ti y
aterrado por la incertidumbre
de no tenerte a mi lado y
poder mirarte a tus ojos

Un centímetro lejos de ti
es un abismo infranqueable
que golpea sobre mi corazón
arrancando el alimento
de mis emociones
que cultivas con tu existencia

Una sombra oculta mi ser
contaminando de desasosiego
de no tenerte a mi lado
y no poder compartir
cada momento de mi vida junto a ti
eres mi lucero de plata de los cielos

por ello vago sediento de ti
en cada rincón de la tierra
locamente enamorado y
hambriento de tus labios
atrapado en la incertidumbre
de no saber si sientes lo mismo

 

Licencia de Creative Commons
Vago sediento de ti by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1012047997228

Las estrellas se reflejan en tu mirada


Las estrellas se reflejan en tu mirada

Me acuesto en tu mirada
escuchando sus latidos
y observando como en ella
se reflejan todas las estrellas
Sumido en el interior de la ternura
acaricio tu respiración
mientras sobrevuelo los ríos
de tus lágrimas cargadas
de sentimientos de dulzura
Me recubro con tu sonrisa
sintiéndome protegido
como un manto de cielo nocturno
en un suspiro que refluye
todo los colores del universo

············

Brillan las estrellas
reflejadas en tus ojos
para reposar mi oreja
sobre tu pecho y
maravillarse hechizado por
los cascabeles de tu sonrisa
del cual brota los colores
más hermosos de la creación.
Este es un tesoro coralino
que guardo en un dedal
colgado en mi cuello
para sentirte en mi pecho
en cada paso que doy.

············

Brillan las estrellas
reflejadas en tus ojos
hechizándome y haciéndome volar
para cazarlas todas
como luciérnagas emplumadas
El rastro de tus huellas
son los pilares que mantienen
en pie mi corazón y
con un arco de flechas
cazo tus suspiros que me regalaste
y los guardo en una cajita
para contemplarlo todas las noches
antes de irme a mi lecho y
así soñar contigo en
el país de Nunca Jamás
donde nacen todos colores

············

Brillan las estrellas
reflejadas en tus ojos
y no sucumbí ante la miseria
ya que tu presencia maravillosa
regó mi pecho y brotó mi corazón
Fue semilla de mi sentimientos
y me henchí de fuerza de vida
La magia que alimenta el jardín
nace de tus pies delicados
que danzan en forma de caracola

············

Brillan las estrellas
reflejadas en tus ojos
y tu boca respiró sobre mi oreja
para ser perseguida por besos
Así sació la sed de mis lágrimas
y no perecer en desierto del desencanto
ya que tus besos son alimento de alma
que sacian entusiasmo
y felicidad en cada instante
de mi existencia humana

············

Brillan las estrellas
reflejadas en tus ojos
cayendo como caballos fugaces
iluminados por el brillo
de tu mirada escarlata
sublimando mi sentimientos
y transformándolos
en piedra de romanticismo

 

La Imanencia de la Tierra


La imanencia de la Tierra



Rayos magnéticos emanan
de las entrañas de la gran madre
en fluidos fluorescentes y eléctricos.
La sonrisa de una niña
se transforma en las mareas
de la tierra donde la fuerza
telúrica es inmanente y trascendente
al compás de los latidos
del magma subterráneo.
Tu mano al tacto de
la piel y de la sangre
de la gran madre
palpita impulsos
electromagnéticos
de fluidos ionizados.
Tus ojos sobrevuelan
sobre un manantial
como una libélula
pasmado ante
el rugido de las pequeñas
cascadas de agua espumosa.
El magnetismo serpentea
y rota en espiral áurica
expandiéndose en forma
de onda sobre el cosmos.
Tus orejas se arrastran
como las hormigas
para escuchar el chasquido
de las gotas de lluvia
sobre la hojarasca seca
y ser cautivado por
el estallido de los cuantos
en un tormenta de neutrinos
que perturba tu aura espectral
e inducir a un salto subatómico
a los niveles de electrones superiores
despertando un fotón
que arrojará tu espíritu
hacia la morada del tiempo y el espacio
y despertar del letargo
de la ignorancia y la infamia
para llegar a reencontrarse
con la naturaleza a estado puro
y reconocerse ante ella
como parte de ella
la Gran Madre

Licencia de Creative Commons
Imanencia de la Tierra by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1011107823330

Nadando en tu mirada

Nadando en tu mirada

Abrigado por la luz de la luna e
hipnotizado por el magnetismo
de las estrellas verdes
mis dedos acarician una copa
mientras nado en tu mirada.

Sorbo el dulce güisqui
poseído por la sensualidad
como los besos que te prometí.
Mis ojos salvajes de depredador
otean resiguiendo tus curvas

Mientras nado por tu mirada
me aferro a tu mano y
te arrastro a mis labios
Mis ojos se vuelven noche
menguándote en vil posesión

No eres dueño de tu voluntad
mientras nadas en mi mirada
de lobo azabache y salvaje
¡Serás mía! ¿o acaso podrás
escapar de mi hechizo serpentino?

El ritmo de la noche
envuelve nuestros cuerpos
a ritmo concupiscente de Jazz
el sudor recorre nuestro rostros
y yo me zambullo en tus ojos

Chapoteo por tus aguas verdes
sometiéndome a tu voluntad
Soy tu esclavo miserable
me arrastro a tus pies
esperando tu castigo

Sólo así me convertiré
en un esbirro nocturno y
un prisionero de tus caricias
para nadar en tu mirada
eternamente bajo la luz de la luna

Licencia de Creative Commons
Nadando en tu mirada by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1011077788325

El día que naciste

El día que naciste

El día que naciste
la diosa de la Tierra
derramó una lágrima
conmovida por tu hermosura
precipitándose sobre
un lago azul turquesa
cubierto de un manto
de nenúfares encantados
donde vuelan libélulas escarlata.
Esa gota inmaculada
se convirtió en una esmeralda
que es semilla de amor
y brotó una flor de loto
que conquistó el paraíso
volando en los cielos.
Sus pétalos son el candor
de tu mirada coqueta

················

El día que naciste
los ángeles del innombrable
cantaron la gloria
de haber llegado al
mundo el ser más hermoso
que nunca pisó jamás la tierra.
Hechizaron tu ser
regalándote un Arpa de plata
que se convirtió en tu voz
plena de música celestial.
Los ángeles de luz
como luciérnagas volaron
al rededor tuyo eternamente
llenándote de brillo
que es la magia de tu encanto
que conquistó todos
los corazones del mundo

················

El día que naciste
brotó primavera por primera vez
siendo el más hermoso
de la creación
glorificado por la más bella
entre las diosas del Olimpo
el sol brillo con más fuerza
y los prados se llenaron
de flores que perfumaron
toda la existencia
los árboles regalaron
frutas jugosas y deliciosas
Nacieron millones de pájaros
con todos los colores existentes
y entonaron la música más
sublime jamás escuchada
Niños traviesos jugaban
y brincaban sobre los prados
Y todo gracias a la fuerza
que emana tu sonrisa estrellada

················

El día que naciste
el cielo nocturno se iluminó
de estrellas por primera vez
Millones de estrellas fugaces
se precipitaron al mundo
como una noche fuegos
artificiales celebrando tu llegada
y el sol se enamoró de la luna
persiguiéndola eternamente
ya que su brillo es la luz
que irradia tu rostro.
El rey dorado suspira
pensando en ti cada día
y de su boca brota
la brisa que ondea tus cabellos

················

El día que naciste
el romanticismo fluyó sobre
cada cosa existente por primera vez
Todas ellas cayeron enamoradas
descubriendo su primer beso de amor
y fluyeron en la calidez
de los sentimientos correspondidos
te abrazaron y sintieron
el palpitar de tu corazón
La suavidad de tus mejillas
sobre el rostro enamorado.
Eres la diosa del amor
que emana la felicidad
a todos los seres del mundo

················

El día que naciste
una sonrisa dulce y jugosa
sedujo a los sentimientos
de los puro de corazón
convirtiéndose en la Estrella Polar
que guía a los enamorados
en los mares de la pasión.
Marineros adolescentes
se enrolan en aventuras
en búsqueda de un tesoro
que esconde tu pecho
y que llena de felicidad
al afortunado que pueda abrazarte.
Tu eres el tesoro más
hermoso que existe en el mundo

················

El día que tu naciste
las flores, las plantas, los árboles,
los animales, los montes y los ríos
lloraron llenos de emoción,
y sus lágrimas fueron el rocío
que dio la vida y la belleza
a cada cosa que existe
Las olas del mar te cantaban
hermosas melodías
en tu cuna de caracola
para que tengas sueños
de amor exquisito y romántico.
Ya que tu existencia es
el seno de todos los sueños

················

El día que naciste
mi vida tuvo sentido y
pude olvidar la soledad.
La vida me arrancó
la mitad de mi ser
pero pude reencontrarlo
cuando llegaste.
El hilo de plata del destino
resplandeció cegándome
en un sentimiento nuevo
y mis pasos fueron firmes.
Mis raíces encontraron
tierra fértil donde descansar
y poder brotar hojas y flores
para ofrecértelos como
un regalo de devoción.
Aunque me turba la mente
saber que como el sueño
más hermoso del mundo
puede desvanecerse en la brisa
y que se me escurra entre los dedos.
El pensamiento me inquieta
no ser digno o suficiente
para la belleza de tu mirada
y ser un tonto mediocre
carente de encanto y
de espíritu opaco y gris.
Pero tu existencia divina
es y será el maná que
alimentará mi corazón
hasta el final de mi existencia
agradeciendo a los dioses
de haber encontrado a
 la más preciosa de todas
las princesas del cosmos
…..
A pesar de todo

Licencia de Creative Commons
El día que naciste by Diego Javier García Zéliz is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at galdrastafir777.wordpress.com.

Safe Creative #1011067779807

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes